09/03/2016

I Edición Premios 2015 Innovación y Salud de Mutua Universal Burgos: “La competitividad en la UE en las próximas décadas dependerá de la aportación de los trabajadores de más edad”

Cocinero
  • En 2025 cuatro generaciones de ciudadanos coincidirán en el mercado de trabajo

 

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que en las próximas décadas, la mano de obra en los Estados miembros de la UE será la más veterana de la historia, “La competitividad dependerá de la aportación de los trabajadores de más edad”.

Burgos ha presentado la I Edición de los Premios Innovación y Salud de Mutua Universal y ha dado la bienvenida a galardones de este tipo que premian a empresas comprometidas con la promoción de la salud y la mejora del bienestar de las personas.

El responsable de la Seguridad Social ha recordado que la edad media de los trabajadores europeos será en 2050 de 52,3 años frente a los 37,7 actuales. Además, en España el 42% de los trabajadores en activo ya tiene 45 o más años, y el empleo ocupado en este rango de edad crece muy por encima de la media.

Cuatro generaciones de ciudadanos coincidirán trabajando en 2025, por ello, ha asegurado, es imprescindible crear un espacio de convivencia, como “pieza clave” para el futuro del trabajo.

Las empresas han de aprender a gestionar con mayor eficacia e intensidad el factor edad en sus estructuras. Por ello, Burgos ha destacado la importancia de compatibilizar el salario y la pensión, llegado el momento de la jubilación, que dejará de ser una excepción para convertirse en una situación habitual.

La creación de empleo adecuado a las condiciones de los trabajadores más veteranos exige modificar la cultura empresarial, al tiempo que es preciso promover medidas legislativas que estimulen la prolongación de la vida laboral.

 

Empresas saludables y jubilación anticipada

En su intervención, Burgos ha afirmado que las empresas saludables “son un seguro frente a la salida anticipada del mercado laboral, el absentismo injustificado, la pobreza y la exclusión”. En este sentido, ha subrayado la necesidad de invertir en salud y seguridad como “apuesta firme por la competitividad, la productividad y el crecimiento de nuestro tejido productivo”.

La prevención se ha impuesto a la reacción en materia de seguridad y salud en el trabajo, lo que se refleja en las políticas legislativas dirigidas a prevenir el hecho lesivo.

Una buena gestión de la salud en el trabajo, ha explicado Burgos, pasa por combinar tanto la reducción de los factores de riesgo como promover el bienestar físico, mental y social, para ello es necesario el compromiso de empresarios, que creen entornos seguros y saludables, y trabajadores que cuiden de su propio bienestar.

El secretario de Estado ha finalizado su intervención asegurando que la Seguridad Social intensificará sus instrumentos de colaboración con las Mutuas Colaboradoras para contribuir a la necesaria “cultura creciente de cooperación, confianza e inclusión en la que todos debemos comprometernos”.