03/10/2018

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha comparecido hoy en el Senado para informar sobre la política de su Departamento El Gobierno considera el diálogo social como un elemento vertebrador en el ámbito de las relaciones laborales

  • Icono de Facebook
  • Mediante la aplicación del Plan Director por un Trabajo Digno han aflorado 46.554 contratos temporales fraudulentos y se ha incrementado la jornada de otros 6.292
  • En total, el número de conversiones en contratos indefinidos entre agosto y septiembre suman 147.701, cifra solo superada en 2006.
  • El Gobierno mantiene su compromiso de garantizar unas pensiones dignas y respalda el trabajo del Pacto de Toledo
  • La ministra apuesta por una migración regulada y asegura que “no cabe la política de puertas abiertas, pero si la circulación flexible”.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha comparecido hoy en el Senado para informar sobre la política de su Departamento. En su intervención, Valerio ha destacado el diálogo social como el elemento vertebrador en el ámbito de las relaciones laborales, y ha añadido que es “un requisito imprescindible para mejorar la vida de las personas: de las que trabajan y de las que están desempleadas; de los pensionistas, de las que nacieron y viven aquí, de aquellos que han llegado para trabajar entre nosotros y de los que nacieron aquí y se han tenido que ir a trabajar fuera”.

Con estos objetivos, Valerio ha recordado la puesta en marcha  de cinco Mesas de Trabajo con los interlocutores sociales y la constitución de un grupo de trabajo para la redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI. Además, la ministra ha puesto de relieve el cumplimiento de una demanda histórica por parte del colectivo de las  camareras de piso, conocidas popularmente como Kellys. “Hemos conseguido, gracias al  acuerdo alcanzado en   la Mesa para el Diálogo Social en el Sector de la Hostelería, el reconocimiento de enfermedades profesionales relacionadas con el ejercicio de su función”.

Cinco ejes de actuación en empleo

La titular de Trabajo ha desgranado los cinco ejes de actuación en materia de empleo, centrados en la recuperación del “trabajo decente”.

El primero la reducción de la segmentación del mercado laboral entre trabajadores temporales e indefinidos, limitando el número de contratos temporales. En segundo lugar mejorar el empleo de calidad y la precariedad, centrando el esfuerzo en mejorar los salarios, racionalizar el tiempo de trabajo y la flexibilidad interna. El tercer eje es el papel de la negociación colectiva como marco de negociación en las relaciones laborales. En cuarto lugar, el desarrollo de políticas activas de empleo dirigidas a parados de larga duración, mujeres y jóvenes.

Por último, el quinto eje es “una medida transversal”, que consiste en trabajar en la defensa del valor de la igualdad de género en el ámbito laboral. “Debemos seguir avanzando –ha asegurado Valerio- hacia el cumplimiento de nuestro compromiso de reducir en un 25% la distancia entre hombres y mujeres en la tasa de actividad para 2025”.

Plan Director por un trabajo digno

Durante su exposición la ministra ha resaltado la importancia del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020, que cuenta con 55 medidas operativas, 20 organizativas y dos planes de choque, uno contra la temporalidad fraudulenta y otra contra la parcialidad abusiva, “que está dando ya sus primeros resultados”.

Valerio ha informado de que en la primera fase de ambos planes se han enviado 81.639 cartas a empresas presuntamente incumplidoras. El balance provisional es que el total de contratos temporales fraudulentos transformados tras recibir las cartas las empresas asciende  a 46.554, un 57,8% de los trabajadores afectados por el Plan de Choque.

En el plan contra la parcialidad abusiva, los primeros resultados muestran el incremento de jornada en 6.292 contratos, un 12,5% de los trabajadores afectados por la campaña.

Otro resultado favorable de la aplicación del Plan Director es, según ha explicado la ministra, el efecto inducido sobre las prácticas de contratación de las empresas. Así, en agosto, mes de lanzamiento del Plan de choque, se han convertido en indefinidos 67.161 contratos temporales, cifra un 49,2% superior a la registrada en agosto de 2017. En septiembre, se han convertido en indefinidos 80.540 contratos temporales, un 37,5% más que en el mismo mes un año antes. En total, el número de conversiones en contratos indefinidos entre agosto y septiembre suman 147.701, cifra únicamente superada en 2006.

En la segunda fase de los planes de choque, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social visitará a las empresas que no hayan regularizado su situación. Todo este esfuerzo no podría sustanciarse, ha asegurado la ministra, “sin llevar a cabo un refuerzo de plantilla en la Inspección”. En este sentido ha anunciado el refuerzo de los recursos humanos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con la incorporación de 353 nuevos Inspectores e Inspectoras y Subinspectores y Subinspectoras de Trabajo, cuyo proceso selectivo comenzará en octubre. Cuando acabe la ejecución del Plan Director en 2020, se habrán incorporado 833 efectivos y habremos aumentado la plantilla un 23%. Un incremento que nunca antes se había producido en tan corto espacio de tiempo.

Refuerzo del empleo joven y del trabajo autónomo

Otra de las prioridades del Gobierno es trabajar por el empleo joven. En este sentido, se ha referido al Plan de Empleo Joven en el que ya está trabajando el Ministerio y que estará listo antes de final de año. Valerio también ha mencionado algunas de las medidas que se están tratando con las propias asociaciones representativas del sector de los autónomos, tales como las cotizaciones por ingresos reales, la modificación de la prestación por cese de actividad, cuestiones relativas a la formación y a la prevención de riesgos laborales, así como el uso fraudulento de la figura del autónomo.

Compromiso con el poder adquisitivo de las pensiones

Valerio ha querido dejar claro en su intervención el compromiso “inquebrantable” del Gobierno con el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones y el respaldo al trabajo de la Comisión del Pacto de Toledo.

Una de las primeras medidas del Ejecutivo de Sánchez, ha recordado, fue el abono de una paga compensatoria a los pensionistas para que sus prestaciones se ajustaran al 1,6% previsto de subida de los precios, con efectos del 1 de enero, y el compromiso de pagar a principios de 2019 la diferencia si la previsión de IPC quedase por encima. Asimismo, se ha producido el incremento de las pensiones mínimas, las pensiones del SOVI y de las pensiones no contributivas un 3%, aplicado también con efectos de 1 de enero de 2018.

La ministra ha explicado que el Gobierno ha heredado una situación de “evidente deterioro” en las cuentas de la Seguridad Social, con un déficit que ha pasado de 487,29 millones de euros en 2011 a 18.511,42 millones, alcanzado al cierre de 2017, y un Fondo de Reserva mermado hasta  los 8.085, 37 millones actuales.

Valerio ha asegurado que la estabilidad no es algo que pueda conseguirse actuando únicamente desde el lado de los gastos, sino que debe incidir en los ingresos. “Deseamos reforzar el equilibrio del sistema, pero aspiramos a que se fundamente con mayor calidad: mayores ingresos para una mejor acción protectora”. Por ello ha hecho hincapié en las actuaciones de lucha contra el fraude, y en la recuperación de colectivos o magnitudes de cotización desaparecidos en los últimos años del apunte de ingresos de la Seguridad Social.

En ese sentido, en la mesa de diálogo social se está trabajando, entre otras cuestiones, en la modificación de los procedimientos de imputaciones de festivos y vacaciones no trabajadas así como en reconocer la posibilidad de convenio para aquellas personas que han llegado a una edad adulta con importantes carencias en la cotización durante los años de la crisis.

Migraciones

En su comparecencia en el Senado, la ministra ha valorado las medidas humanitarias llevadas a cabo por este Gobierno con carácter urgente, la acogida de las personas inmigrantes del Aquarius, el Plan de Emergencia dotado con 30 millones de euros para reforzar el programa de atención a pie de playa y de atención humanitaria o la apertura urgente de Centros de Acogida de Emergencia y Derivación  en Chiclana de la Frontera, con 500 plazas, y en Mérida, con cerca de 200. La ministra ha anunciado la próxima apertura de dos centros más en Málaga y Sevilla, con una capacidad total de cerca de 500 plazas más.

Magdalena Valerio ha calificado la gestión del anterior Ejecutivo en materia de migraciones como “poco estratégica y poco responsable” y ha recordado que en casi tres años no convocaron ni una sola vez la Conferencia Sectorial de Inmigración con la CCAA, mientras que el Gobierno actual tardó tan sólo dos meses en convocarla.

La ministra ha anunciado, además, el inicio de  una línea de trabajo en materia de inmigración  con un doble objetivo: el primero, obtener una foto de la situación actual de los inmigrantes: cuántos son, qué necesidades tienen, cuáles son sus demandas. El segundo objetivo, a partir de los resultados obtenidos de dicha foto, será la formulación de un Plan Integral de Retorno, con la intervención de distintos Ministerios implicados, de las Comunidades Autónomas y entidades locales, y de los agentes sociales.

La ministra ha asegurado que “no cabe la política de puertas abiertas, pero si la circulación flexible”. El Gobierno dotará de nuevo de partida presupuestaria al Fondo de Acogida e Integración, en colaboración con las CCAA y con los Ayuntamientos, que puso en marcha José Luis Rodríguez Zapatero y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy recortó hasta dejarlo a cero.

En cuanto a la Emigración, la titular de Trabajo ha asegurado que el Ejecutivo pondrá énfasis de manera especial en los jóvenes españoles que “tuvieron que hacer las maletas durante la crisis”.

 

Versión 3.1.2 - © Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social