22/11/2017

En la inauguración del curso 2017-2018 de la Cátedra Economía y Sociedad de La Caixa Báñez afirma que la Economía del Talento es la clave para dar respuesta a los desafíos futuros de la sociedad

  • Icono de Facebook
  • Destaca en España lidera la creación de empleo de la zona euro y en lo que llevamos de 2017 se ha creado ya más empleo que nunca en términos homogéneos.
  • La ministra afirma que cultivar el talento es “la única garantía de que haya ganancias de productividad sostenibles y es, también, la garantía de estabilidad en el empleo”.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado hoy que la Economía del Talento debe ser la respuesta a los nuevos desafíos derivados de la globalización, la digitalización y el reto demográfico, consecuencia del aumento de la esperanza de vida.

Durante su intervención en la inauguración del curso 2017-2018 de la Cátedra de Economía y Sociedad de La Caixa, Báñez ha señalado que España lidera la creación de empleo de Europa. Crea un 25% más de empleo que el segundo país de la zona euro que más empleo crea: Alemania; y un 52% más que el tercero, que es Francia.

 Ahora España ha consolidado el mejor año para el empleo de toda su historia, en términos homogéneos. Hasta octubre se han creado un 15% más de empleos que 2016, hasta entonces el mejor año de la serie. 

 Y este cambio ha permitido recuperar 2.280.000 empleos: 2 de cada 3 empleos destruidos por la crisis y casi todo el empleo indefinido que se perdió

La ministra ha señalado que a corto plazo, España tiene un primer reto social: recuperar los 20 millones de empleos previos a la crisis económica. “Un objetivo que está en nuestras manos si logramos que España pueda seguir creando 500.000 empleos al año.”

 Pero ese reto social es a largo plazo nuestro principal reto económico: convertir nuestro capital humano, nuestro talento, en el motor de competitividad, a través de la Economía del talento”, ha señalado. 

 La ministra ha asegurado que la agenda de la productividad y la agenda del talento coinciden y concreta esta última en 4 acciones: emplear todo el talento, retenerlo, cultivarlo y, por último, atraerlo.

EMPLEAR TODO EL TALENTO

La ministra ha incidido en que emplear todo nuestro talento requiere superar las deficiencias de nuestro mercado de trabajo que dificultaban que todo el crecimiento se tradujera en creación de empleo y que llevaban a que determinados colectivos se vieran relegados del mercado de trabajo y del empleo estable. 

La ministra ha señalado que, aunque queda mucho por hacer,  los últimos datos muestran que con un crecimiento de la afiliación del 3,5% vemos que todo el crecimiento económico se traduce en creación empleo.

Y ese empleo está llegando a los jóvenes, con un crecimiento de un ritmo interanual del 15%, cinco veces superior a la media. En este punto la ministra ha agradecido a los interlocutores sociales, a CCAA y a la Unión Europea cuya colaboración, sumado al esfuerzo de toda la sociedad, ha permitido que casi millón y medio de jóvenes se han beneficiado de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, de la Garantía Juvenil y las medias para ofrecer empleo y formación a los jóvenes.

Asimismo, se ha recuperado todo el empleo femenino destruido durante la crisis y hoy “hay más mujeres trabajando que nunca”. En este ámbito se han puesto en marcha medidas que también están corrigiendo algunas brechas históricas. “Como la brecha salarial, que ya se ha corregido 4 puntos y se sitúa en mínimos históricos”, ha destacado la ministra.  

Y el empleo está llegando también a las personas de mayor edad  “Ya hay casi 1,5 millones de mayores de 45 años más trabajando que a finales de 2011”, ha señalado Báñez. Por su parte, la derogación (parcial para todos y del 100% para autónomos) de la incompatibilidad de trabajo y pensión “es un paso de gigante para no desperdiciar una parte imprescindible de nuestro talento: el talento senior”.

RETENER EL TALENTO

Para retener el talento, la ministra ha señalado que es necesaria la estabilidad en el empleo. Gracias a las medidas aprobadas en la anterior legislatura, como la simplificación de modelo de contrato a 4 o los incentivos a la contratación indefinida hoy la contratación indefinida acumula 45 meses de crecimiento ininterrumpido y lo hace a un ritmo del 21% interanual.

De esta forma se ha recuperado el 89% del empleo indefinido destruido por la crisis y el 51% del empleo temporal. Asimismo, se continúa avanzando en el diálogo social, en el que se aborda una nueva simplificación de contratos.

CULTIVAR EL TALENTO

Además, las ganancias de productividad resultan esenciales para que los incrementos salariales sean sostenibles. Para ello es también la formación de los trabajadores. “Cultivar el talento es única garantía de que haya ganancias de productividad sostenibles y de estabilidad en el empleo”, ha incidido la ministra.

“En España no vamos a competir en sueldos bajos, sino en capital humano, en talento”, ha señalado Báñez, que ha incidido en que cultivar el talento es “la única garantía de que haya ganancias de productividad sostenibles y es, también, la garantía de estabilidad en el empleo”.

Báñez ha recordado que la destrucción de más de 3 millones de empleos durante la crisis no se produjo de forma homogénea. El 32% de los ocupados que perdieron su empleo sólo tenían educación secundaria o inferior. Por el contrario, el empleo creció un 3,3% entre quienes tenían educación superior.

Y en esta etapa en la que se crea empleo “con intensidad”, el empleo entre los titulados superiores llega a crecer hasta un 2%. Por eso, “hay que apostar por la formación”, ha asegurado la ministra para quien España no se puede permitir que casi 1 de cada 5 jóvenes abandone la educación obligatoria.

La ministra considera, además, necesario que las políticas de formación acompañen al trabajador durante toda su vida laboral, algo que “ya es una realidad a través del derecho individual a la formación aprobado en la anterior legislatura”, afirmó.

Báñez explicó que su Departamento está trabajando en estos momentos con los agentes sociales en la implementación de la reforma del Sistema nacional de formación y remarcó que “formarse a lo largo de la vida profesional está dejando de ser una opción; adaptarse es una obligación”.

ATRAER EL TALENTO

Por último, la ministra ha señalado que la vuelta al empleo hace que hoy España vuelva a ser un país de oportunidades. “Y eso también lo hemos querido favorecer con la Ley de Emprendedores que ha tenido un impacto de casi 35.000 empleos generados”.

Uno de los aspectos que mejor refleja el proceso de modernización de España ha sido, pasar de ser un país de emigrantes a convertirnos en uno de los países con mayor capacidad de integración, ha concluido Báñez.

Versión 3.1.1 - © Ministerio de Empleo y Seguridad Social